COLECTA DE MATERIAL ESCOLAR PARA LA FUNDACIÓN BANGASSOU DE RÉPUBLIQUE CENTRAFRICAINE.


DSC03585.JPG





Karaoke de la vidéo et de Chiquitita: http://paroledechanson.wikispaces.com/Chiquitita

ÉLÈVES DE BANGASSOU


Classe_de_1ere_A.JPG
Teresa Narbona et la classe de 1º A


Nida_Chamberline_Mª_Carmen_Soli.JPG
Chamberly Nida corres de Mª Carmen Solis.
Oualacka_Elisee_de_Dieu_2.JPG
Elisée de Dieu Oualacka
Ngamba_Judicaelle_2.JPG
Judicaelle Ngamba.


Nassingui_Claudia_Carmen_L_Reina.JPG
Ndessi_Sylvia_Carlos_Rivero.JPG
Sylvia Ndessi corres de Carlos Rivero.

Koyangoromi_Faustin_Antonio_Arjona.JPG
Faustin Koyangomory corres de Antonio Arjona.
Nassingui_Claudia_Carmen_L_Reina.JPG
Claudia Nassingui corres de Carmen L. Reina
Hassan_Mahamat_Sergio_Martínez.JPG
Hassan Mahamat corres de Sergio Matínez.
Komas_Marina_Christian_Garcia.JPG
Marina Komas corres de Chirstian García.

Banimbalo_Grace_à_Dieu_Celestina_Migueles.JPG
Grâce à Dieu Banimbalo corres de Celestina Migueles.
Baguine_Priscilla-Marta_Marrón.JPG
Priscilla Baguine corres de Marta Marrón
Babonakare_Junior-Agueda_Rios.JPG
Junior Babonakare corres de Agueda Ríos.
Gambo_Jean_Marie_Marta_Villalba.JPG
Jean Marie Gambo corres de Marta Villalba.











Estepa a 21 de octubre de 2010.


Esta mañana cinco voluntarios del grupo Anawin han venido durante el recreo para recoger el material que hemos conseguido para Bangassou. En total 65 cajas entre libros de español y francés, cuadernos, lápices, acuarelas, carpetas, calculadoras, radiocassettes, etc.. Además de 3 ordenadores donados por el Dpto. de Gestión Administrativa. Hemos pensado que en Bangassou también hay recreo por lo que les hemos mandado algunos juguetes y balones.
El 20 de noviembre dos grandes contenedores partirán desde Córdoba con destino a República Centroafricana donde la Délegation Catholique de Bangassou en la que trabaja Teresa Narbona, antigua alumna de nuestro centro, se encargará de recibirlos.

Gracias a todos, alumnos, profesores, antiguos compañeros, que habéis participado de alguna manera en las colectas de junio y octubre. Gracias por colaborar con vuestras donaciones, con vuestro tiempo, informando a los demás, seleccionando y ordenando el material o transportándolo.

En nuestro envío hemos adjuntado una carta escrita por Mª Carmen Pérez Matas con la esperanza de que les sea de utilidad lo que le mandamos y con nuestros mejores deseos de prosperidad a los alumnos y alumnas de Bangassou.

Dpto. de Francés, Religión y PCPI
--
Sole Jiménez.

Todo empezó cuando recibimos esta carta de una antigua alumna desde el corazón de Africa:

Bangassou, 6 de mayo de 2010
Bangassou es una ciudad de 25000 habitantes situada en el corazón de África (República centroafricana), con una población compuesta en su mayoría por niños y jóvenes.
Ellos son el futuro de su país, y no sólo el futuro, sino el presente; los protagonistas del desarrollo y de la esperanza. Los pequeños, la marea amarilla, se pasean felices de un lado a otro con sus pizarritas y sus tizas, y los mayores la marea azul, lucen orgullosos el uniforme que muestra que sí, que apuestan por sí mismos, que creen en la educación.
Tienen la suerte de contar al menos con una pizarra y unos pupitres en los que sentarse en clase, y con tener profesores que asisten regularmente a enseñar.
Me vine este año a dar clases de español, a acercarme a la frontera que separa dos mundos bajo el mismo sol, a riesgo de convertirse en un abismo imposible de traspasar.
Educar aquí es un reto apasionante, un esfuerzo titánico que demanda toda la imaginación y la energía disponible. No hay libros, no hay fotocopiadoras, un bolígrafo constituye un tesoro, y un cuaderno un lujo.
La pizarra se convierte así en el instrumento más valioso, en la herramienta más útil. El profesor escribe con paciencia en el encerado todo enunciado, todo texto, todo ejercicio, y los alumnos, copian con celo las enseñanzas en sus cuadernos, convirtiéndose en el único material del que disponen para estudiar.
Estos niños no saben recortar o colorear sin salirse del borde, porque nunca lo han hecho; nunca han tenido la oportunidad de dibujar con ceras de distintos colores, o de hacer alguna manualidad. No son conscientes de que sus manos no sólo sirven para arar o cultivar, sino también pueden crear cosas bellas.
Las dificultades son enormes, pero más enormes son las ganas de trabajar y la esperanza.
Tendiendo las manos hacia al otro podremos seguir soñando el futuro.
¡Cuánto color traerán las ceras, las pinturas, las temperas! ¡Cuánto bien harán los cuadernos, los bolígrafos, diccionarios, libros…!
Cualquier material que sirva para educar, para formar, para labrar un porvenir cierto en este continente tan inmensamente rico, y sin embargo castigado, será una bendición.

En nombre de toda esta gente, de esta tierra ocre en medio del corazón de África,
¡Gracias!
Teresa Narbona Rodríguez, Laica misionera